Alcázar de San Juan ha apostado por una Feria inclusiva, una feria sin ruido de 19 a 21 horas, sin plásticos y con una sola música en todo el recinto ferial que cubre todas las atracciones. La alcaldesa, Rosa Melchor, hablaba de la buena acogida que ha tenido esta iniciativa con la que muestra su satisfacción.

La iniciativa se ha venido explicando desde hace semanas. Había muchas cosas que estaban previstas poner en marcha, como innovación, por ejemplo las dos horas sin ruido y son medidas que están orientadas a seguir con la inclusión que pretende la ciudad, “una feria inclusiva en una ciudad inclusiva como se ha venido demostrando con otras iniciativas como la compra de autobuses accesibles, parque infantiles inclusivos y en este caso la inclusión sensorial” explicaba la alcaldesa, Rosa Melchor, pensada para todas aquellas personas que tienen algún tipo de problemas que el exceso de decibelios o la mezcla de ellos les molesta.

Por eso hemos apostado, continuaba, por una Feria sin ruido, y además, desde las 21 y hasta las 3 de la mañana, hora en que se cierra la Feria, toda la música es una. La misma para toda la feria. Solo hay un hilo musical y además se está recordando continuamente a través de la megafonía cuáles son las medidas de seguridad sanitarias que hay que cumplir, apuntaba, y se podría utilizar para cualquier emergencia. La gente “lo ha acogido muy muy bien por lo que estamos muy satisfechos”.

Se podría concluir, terminaba Melchor, que como novedades de la feria en este sentido, ha habido dos horas sin ruido, una única línea musical, y una feria libre de plásticos en la que todo el material menaje de la feria es reciclado y reciclable, por lo tanto estamos transformando la ciudad, una ciudad que trabaja por la sostenibilidad en todos sus aspectos.