Esta noche se iluminarán de color rosa la fachada del consistorio, los molinos de viento y la rotonda de la locomotora

Desde esta mañana del balcón del Ayuntamiento de Alcázar de San Juan cuelga una pancarta conmemorativa del Día Mundial contra el Cáncer de Mama.

La alcaldesa, Rosa Melchor, las concejalas de Salud y Servicios Sociales, Ana Isabel Abengózar y Patricia Benito, respectivamente, junto al presidente de la Asociación Española contra el Cáncer en la localidad, Enrique Lubián y otros miembros de la asociación, procedían a colgar la pancarta conmemorativa, de color rosa que identifica la lucha contra este tipo de cáncer.

En declaraciones a los medios de comunicación, Rosa Melchor señalaba que la visibilización, la prevención y la investigación son las herramientas con las que cuenta la sociedad para que aumente la supervivencia de pacientes con cáncer de mama. En este sentido subrayaba que la pandemia, ha evidenciado aún más el papel de la ciencia para vencer las enfermedades “que sirva como aprendizaje y ejemplo en la lucha contra otras enfermedades, en concreto en la lucha contra el cáncer de mama”. La alcaldesa, por otro lado, mostró su apoyo a la labor que desarrolla la Asociación Española contra el Cáncer en Alcázar de San Juan.

El presidente de la Asociación Española contra el Cáncer en Alcázar de San Juan, Enrique Lubián, agradeció el apoyo y la ayuda prestada por el consistorio en la visibilización del cáncer. En la localidad, la asociación presta servicio a pacientes con una psicológa, trabajadora social y fisioterapeuta y además cuenta con talleres de yoga y gimnasia.

Lubián hizo hincapié en la importancia de la prevención mediante una dieta sana, ejercicio físico y especialmente las revisiones periódicas que permiten la detección temprana del cáncer y un mejor diagnóstico. En la actualidad, el cáncer de mama tiene un índice de supervivencia del 86%. Por otro lado anunció que a partir de enero del próximo año, los voluntarios de la asociación podrán volver a realizar su labor de asesoramiento y compañía a los pacientes de cáncer en el Hospital Mancha Centro, una labor que se había suspendido por la pandemia.