Según vio la Corporación Municipal en el último Pleno

Alcázar volverá a disfrutar del servicio municipal de préstamo de bicicletas según explicaba la alcaldesa, Rosa Melchor, en la celebración de la sesión ordinaria de pleno de la Corporación Municipal, que aprobaba la creación del precio público para la prestación de este servicio. El pleno aprobaba además la creación de una comisión informativa de carácter especial para la limpieza, que tratará los asuntos relacionados con el contrato de limpieza viaria, edificios municipales y zonas verdes, y entre otras cuestiones, daba cuenta de la liquidación del presupuesto, que en palabras de la alcaldesa, demuestra que la situación económica y financiera del ayuntamiento es la mejor de los último veinte años. Este pleno ha sido también el último del concejal del Partido Popular, Diego Ortega, que presentaba la renuncia a su acta de concejal.

Ya están preparadas las 43 bicicletas para prestar que tendrán sus estacionamientos instalados en la Plaza de España, el parque Cervantes y las inmediaciones del pabellón Díaz Miguel. Estas bicicletas son recuperadas del servicio que se dejó de prestar, y que ahora vuelven a estar disponibles para todos los alcazareños y alcazareñas, al precio simbólico de 12 euros al año o de 1,5 euros para un día. Se utiliza a través de una App para el teléfono que ofrece el propio ayuntamiento que es quien presta este servicio público que la alcaldesa, Rosa Melchor, anima a usar para favorecer la consecución de una ciudad más sostenible y ecológica.

El pleno daba cuenta a lo largo de los diferentes puntos del orden del día, que llegaron a 20, de diversas cuestiones relacionadas con los servicios de limpieza viaria, de edificios municipales y zonas verdes. Uno de los aspectos que se trataron ha sido la puesta en marcha de una comisión informativa de carácter especial para limpieza.  Esta comisión pretende realizar un seguimiento del funcionamiento de los contratos de limpieza con la empresa adjudicataria y hacerse cargo de las sanciones o faltas que se pudieran producir; está creada hasta final de la legislatura y de ellas formarán parte todos los partidos que conforman la Corporación Municipal de forma proporcional a los concejales de cada grupo. Una comisión que se espera sea útil a la ciudadanía y que consiga que Alcázar sea cada vez una ciudad más limpia.

Liquidación del presupuesto

En cuanto a la liquidación del presupuesto la alcaldesa explicaba que la situación económica y financiera del ayuntamiento es la mejor de los últimos 20 años. Una situación económica que ha conseguido sanear la que había, y mejorar a pesar de la pandemia que ha movido los cimientos sociales y económicos. Se ha conseguido esta mejora, apuntaba Melchor, mediante la contención del gasto: gastando menos y mejor e invirtiendo en favor de los vecinos; mejorando las relaciones con otras administraciones de las que provienen gran parte de estos fondos y estimulando la relación empresarial manteniendo el atractivo de la ciudad para invertir.

En este pleno también se despedía el concejal del PP, jefe de la oposición y el que fuera alcalde, Diego Ortega, que presentaba la renuncia a su acta de concejal. Diego Ortega ha sido despedido por sus compañeros de Corporación que han destacado su saber estar, su amabilidad, trato amable y compañerismo. También han querido agradecerle los sacrificios que ha hecho por Alcázar y su calidad como persona, apuntando que, seguro que no es un adiós sino un hasta luego, ya que es una persona muy comprometida.

La alcaldesa ha agradecido su dedicación a la ciudad a pesar de tener una idea distinta de lo que quieren, pero “compartimos pasión por Alcázar”. Agradecía el esfuerzo que supone aparcar el proyecto de vida para dedicarse al servicio a los demás y en este momento, con su decisión de dejar el ayuntamiento, le deseaba mucha suerte en su nueva etapa. Diego Ortega por su parte se despedía de todos quedándose con lo que nos ha unido, decía, la labor de trabajar por Alcázar, animando a que ”sigáis aportando lo mejor de vosotros para poder iros con la cabeza alta, como yo, con mis fallos y mis aciertos”.