Cooperativas agrarias de Castilla-La Mancha ha celebrado en Alcázar su asamblea anual que ha clausurado el consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, junto a la alcaldesa, Rosa Melchor y el presidente de la entidad, Ángel Villafranca. Un acto en el que se ha homenajeado al exconsejero de la Junta de Comunidades y diputado, Alejandro Alonso, al presidente de la DO La Mancha y de Cooperativas agro-alimentarias, Gregorio Martín Zarco, y a Antonio Zahonero, expresidente de la SAT Coagral y expresidente de APAG de Guadalajara. El acto de clausura comenzaba con un minuto de silencio por la aparición en Tenerife de cuerpo de una de las niñas desaparecidas.

Para el presidente de la entidad, Ángel Villafranca la asamblea es el acto más importante del año. En su intervención ha defendido la función de las cooperativas a las que les ha tocado pasar momentos críticos durante la pandemia “pero hemos sabido dar la batalla”. Apuntaba que las cooperativas alimentan a los ciudadanos y son parte importante del mantenimiento de la población en el territorio, piensa que estas cuestiones deben considerarlas los gobiernos porque son hombres y mujeres quienes están detrás de la producción agraria, hombres y mujeres que hacen sostenible el sistema. En este sentido cree que hay que hablar de la PAC, una PAC verde pero sobre todo posible y realizable buscando la convergencia con nuestra tierra. Insiste en que tiene que estar ligada al agua, al igual que nuestro futuro, y distribuida de manera equitativa. Apuntaba también que hay que luchar contra la despoblación y preocuparse por la producción del vino en lo que se tienen que aportar soluciones.

La alcaldesa, Rosa Melchor, en el acto se mostraba agradecida por haber elegido Alcázar para la celebración del acto. Igualmente quería agradecer a las cooperativas su ejemplo durante la pandemia, cuando ha sido necesaria la cooperación de toda la sociedad para llegar al día de hoy y salir de una de las adversidades peores de las que hemos tenido que enfrentar “gracias a las cooperativas por enseñarnos que, solo juntos, podemos hacer frente a las adversidades”. Destacaba que gracias a ellas “hemos sido capaces de salir adelante”. La alcaldesa ha querido felicitar a las personas que han sido reconocidas ya que han tenido un papel muy relevante en el desarrollo y mejora del sector agrario y cooperativo de la región.

El consejero se ha querido referir al importante número de empresas cooperativas que existen en la región, que hacen posible que todo funcione, sobre todo en esta época tan difícil que ha sido la pandemia. Ha agradecido al presidente de Cooperativas el compromiso con la tierra y con el conjunto de la región. Ha dicho que no hay en CLM una asociación con mayor número de personas, con 160 mil socios detrás. Es una asamblea que reúne las voluntades de muchos castellanomanchegos que se sienten representados por sus más de 585 empresas que hacen posible la transformación del producto de los agricultores y ganaderos en nuestra tierra. Forma parte del tejido empresarial porque lo han demostrado siempre y en estos meses difíciles en los que el sector agroalimentario ha vuelto a tirar del carro de la economía, concluía.