El ayuntamiento de Alcázar de San Juan ha renovado el convenio con AFAS para la prestación de servicios del Centro integral de atención a personas con discapacidad Frida Kahlo que se encarga del Centro de día y el Centro Ocupacional. El convenio que se ha firmado en el ayuntamiento ha estado rubricado por la alcaldesa, Rosa Melchor, y el presidente de la Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Discapacidad (AFAS), Luís Perales y a la que acudía también la concejala de Bienestar Social, Patricia Benito.

Para la alcaldesa, Rosa Melchor, este es uno de los acontecimientos que convierten la política en algo importante y que merece la pena trabajar para que se cumpla. Este convenio que hoy se ha firmado permite la atención y prestación de servicios desde el Frida Kahlo. Permite que en el mismo edificio haya un Centro de Día y un Centro Ocupacional que atiende a un total de 80 personas, y el número de trabajadores relacionada con la ratio, y que cuenta con un alto grado de satisfacción de las familias.

El centro en la época de la pandemia estuvo cerrado pero ya está volviendo a prestar sus servicios y “poco a poco nos vamos enfrentando al virus con ayuda de la vacuna” que esta semana está previsto que comience con el rango de edad de 30 a 39 años. La incidencia del virus es cada vez más baja y ya se ha anunciado la retirada de la mascarilla en lugares al aire libre, decía la alcaldesa, con lo que “yo creo que estamos en una verdadera desescalada, aunque recomienda, como siempre, no bajar la guardia ni perder las precauciones y la responsabilidad que hemos tenido todo este tiempo, precisamente para evitar volver a enfermar.

Por parte de AFAS, Luís Perales, recordaba que son ya más de 13 años los que llevan gestionando algún recurso, considera que desde que han asumido la gestión cada vez se ha ido mejorando la situación de las personas que asisten a este centro. Destaca el alto grado de coordinación que existe y la comprensión de la situación de todas las partes implicadas. Perales se ha manifestado muy satisfecho de gestionar recursos para personas muy vulnerables. El pasado año de pandemia lo calificaba como el peor año. Nadie pensaba que con los avances científicos y técnicos de nuestra sociedad esto pudiera pasarnos “ha sido un tiempo más difícil para las personas con discapacidad” al igual que ha sido también difícil para los profesionales que han intentado adaptarse a la situación. Mostraba también Perales la satisfacción de ver a las familias contentas con el recurso porque ven que sus hijos están atendidos en el centro y desarrollan la actividad que cada uno puede. El Frida Kahlo decía es un centro que se queda pequeño y que necesitaría ampliación ya que cada vez más familias confían en este recurso.

El presupuesto del convenio es de 189 mil euros para el Centro de día y 180 mil para el centro ocupacional.