La primera fase contempla la plantación de 108 árboles de 10 especies diferentes, en 44 calles y plazas de la ciudad con alcorques vacíos.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, junto con el concejal de Parques y Jardines, Pablo Pichaco, ha presenciado los trabajos de plantación de árboles que se ha llevado a cabo en la mañana del martes, en el Parque Cervantes.

Los trabajos forman parte de la campaña de arbolado urbano 2021 que contempla la  plantación en una primera fase de un total de 108 árboles, de 10 especies diferentes en 44 emplazamientos de la ciudad donde se encuentran alcorques vacios. Entre otras calles, las plantaciones se realizan en Emilio Castelar, Arroyo Mina, Plaza del Arenal o Plaza Cervantes.

Estos árboles, han sido cedidos por empresas dentro de las medidas compensatorias previstas en las ordenanzas municipales de obras, por lo que no han supuesto coste alguno para las arcas municipales.

En una segunda fase, el ayuntamiento de Alcázar de San Juan adquirirá 200 árboles, que supondrá aumentar la inversión en un cincuenta por ciento en el presente ejercicio.

En declaraciones a los medios de comunicación, la alcaldesa ha puesto de manifiesto que desde el gobierno municipal “hemos apostado por que la vegetación forme parte de la ornamentación de Alcázar, sin confundir jardinería con ecología; vivimos en una ciudad en la que los vecinos poseemos dos árboles y un libro”.

La intervención en el Parque Cervantes, consiste en la reposición de arboles y en el cambio del sistema de riego próximamente, con el fin de minimizar fugas de agua. “Seguimos trabajando a pesar de la pandemia, en lo grande y en lo pequeño” señalaba Rosa Melchor.

Muy avanzado el plan contra la plaga de palomas

Preguntada sobre el plan para reducir la plaga de palomas, Rosa Melchor ha informado que se encuentra muy avanzado, recordando que se pondrán en marcha tres medidas de manera simultánea. Hasta el momento la empresa adjudicataria para la captura de palomas ya ha determinado seis zonas de la ciudad con mayor incidencia. También se cuenta con la Sociedad de Cazadores para ayudar a reducir la población de palomas y como una medida más se está acondicionando la parte superior del edificio del silo para el control de estas aves.