La alcaldesa ha querido agradecer el esfuerzo a todas las personas que han mantenido viva la lucha por recuperar la empresa

De esta manera se cumple el compromiso del equipo de gobierno

Con un aplauso como rúbrica se aprobaba el inicio del procedimiento de liquidación del contrato administrativo para la gestión indirecta de la prestación del servicio del ciclo hidráulico, en virtud de la declaración de nulidad de acuerdo de pleno del ayuntamiento de fecha 24 de julio de 2014, por el que se acordó la adjudicación y selección del socio privado FCC Aqualia SA.

De esta forma se articulaba el proceso de remunicipalización de la empresa Aguas de Alcázar en este pleno extraordinario que demuestra, ha afirmado la alcaldesa, Rosa Melchor, que se cumple el compromiso que el equipo de gobierno adquirió hace ya seis años cuando se produjo la venta de la empresa. Según su valoración la venta se hizo por causas que fueron puramente ideológicas, al igual que lo son las del actual equipo de gobierno que, cumpliendo la sentencia del Tribunal supremo, quiere revertir el proceso y, ahora puede hacerlo con el respaldo de la justicia, como ya había anunciado que se debía hacer.

La alcaldesa añadía que quiere que este sea un proceso transparente y que todo el mundo conozca; que no se lleve a engaño a nadie diciendo cosas que no son ciertas. Afirmaba que el agua es rentable, es un monopolio, “era rentable, lo es y va a seguir siendo”. Ha tranquilizado también a los trabajadores de la empresa porque la plantilla seguirá siendo la misma, y ha recordado que hoy es un día para felicitarse porque con esta acción, el pleno está reconociendo el éxito de todo el pueblo.

La alcaldesa afirmaba que hoy es un día para celebrar que se ha conseguido lo que miles de personas salieron a la calle a reclamar, que el agua fuera pública, “salimos a la calle a manifestarnos de manera pacífica” y “pernoctamos en el ayuntamiento que es la casa de todos, lo hicimos sin altercados ni violencia” pidiendo que se devolviera al pueblo lo que era suyo, ha dicho.

Afirmaba Melchor que lamentablemente en esta ocasión, y debido a la pandemia, hoy no han podido estar en el pleno todos los vecinos que han estado apoyando el proceso con su lucha y tesón, unas veces en la calle y otras de forma silenciosa, por ello ha terminado pidiendo un aplauso de gratitud “por el apoyo, la constancia y el tesón que han demostrado y que ha conseguido que hoy estemos aquí celebrando la recuperación de la empresa de Aguas de Alcázar”.

En este punto la portavoz de IU, Maribel Ramos, se sumaba al apoyo de la liquidación del contrato y recordaba toda la lucha mantenida desde la Plataforma contra la privatización de Aguas de Alcázar en la que estaba representada gran parte de la sociedad alcazareña a través de asociaciones de todo tipo, sindicatos e instituciones. Se alegraba de que el suministro del agua como servicio esencial tenga una gestión pública y directa.

Por parte de Equo, Elisa Díaz se remontaba a 2013 cuando mucha gente iniciaba un camino de lucha en la defensa del agua pública, “gente que hoy tiene su recompensa”. Marcaba dos objetivos en este proceso, el de la remunicipalización con claridad, una claridad que no ha habido siempre, dice. Ahora que el Tribunal Supremo ha dado la razón al recurso presentado por Ana Belén Tejado, se debe producir la liquidación de la relación contractual y hacer el proceso evitando los errores y cumpliendo lo firmado, insistía.

En su intervención Francisco Sánchez por Ciudadanos se refería a los principios de la Democracia y en este caso afirmaba que la mayoría ha decidido que el agua sea gestionada por el ayuntamiento, por lo que apoyaba la iniciativa, recordando la contradicción de que algunas gestiones el ayuntamiento las está haciendo de manera indirecta, como el cobro de algunos impuestos que se han cedido a la Diputación.

Maria Jesús Pelayo por parte de VOX afirmaba acatar la sentencia y pedía que la empresa Aqualia entregara un informe de gestión para conocer cuál ha sido la situación real de la empresa, así como el costo del servicio para saber la evolución que se ha dado en este tiempo en relación con el ciclo hidráulico.

Por parte el PP intervenía Diego Ortega que manifestaba no estar de acuerdo con el fondo de la sentencia. Defendía que la privatización de la gestión la realizó siendo alcalde porque la empresa de aguas estaba en quiebra técnica, afirmaba no haber pensado nunca en otro tipo de intereses que lo mejor para su ciudad y añadía que volvería a hacerlo de la misma manera, y apuntaba que el proceso de remunicipalización va a ser negativo para el ayuntamiento.

El portavoz del PSOE, Gonzalo Redondo, ha negado taxativamente que la empresa de aguas tuviera problemas económicos. Insistía en exponer a Diego Ortega que la quiebra la crearon ellos mismos (pasando el crédito a largo plazo a corto plazo) con las malas intenciones de conseguir argumentos para interponer querellas contra los responsables socialistas en esa época, que no prosperaron a pesar de los reiterados intentos, que han costado a los ciudadanos 200.000 euros en procesos judiciales y abogados con el fin de hacer daño y de abonar el terreno para la privatización. Ha terminado agradeciendo la lucha de todos los vecinos que han mantenido viva la llama del agua pública y ha destacado las reiteradas demandas que tanto Rosa Melchor en su momento, como Ana Belén Tejado en esta última sentencia han ido interponiendo para conseguir la remunicipalización de la empresa.

La liquidación se aprobaba con los votos en contra de VOX y del PP y a favor del resto de partidos que conforman la Corporación Municipal.

En el pleno extraordinario quedaba aprobado definitivamente el presupuesto del ayuntamiento para 2021, tras el debate sobre las alegaciones presentadas al mismo y se daba cuenta igualmente del recurso de reposición presentado por Gestnova Tecnic CM, SL sobre la extinción de la concesión administrativa del edificio del Convento de Santa Clara.