Introducción

El Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan incluye las lagunas de La Veguilla, El Camino de Villafranca y Las Yeguas.  

Situadas en las proximidades de la ciudad, tiene una extensión de 695 hectáreas de zona
de protección, con un alto valor ecológico, lo que además ha propiciado la adopción de otras figuras de protección y reconocimiento: Refugio de Fauna, Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA), Reserva de la Biosfera de La Mancha Húmeda (UNESCO), e incluidas como Zona Húmeda de importancia internacional dentro del Convenio RAMSAR.

Son lagunas que se nutren del agua de lluvia, siendo parte de su ciclo natural estar secas en verano. Unido a que se encuentran sobre suelos yesíferos, ricos en sales, da lugar a un ambiente extremo en el que la vida se abre paso en una gran variedad de formas perfectamente adaptadas.

Resultan interesantes las adaptaciones halófilas y xerófilas de la vegetación presente en las lagunas, que vienen reflejadas fundamentalmente por un periodo de desarrollo muy corto que evita las bajas temperaturas del invierno y la acusada sequía estival, hojas muy pequeñas y tallos carnosos para que no haya pérdidas excesivas de agua por evaporación y
poder almacenar agua, flores muy pequeñas, ya que será el viento el agente polinizador, un porte con tendencia al enanismo y hojas lampiñas, que reducen la superficie transpirante y por último, un sistema radicular de desarrollo horizontal para aprovechar mejor las aguas meteóricas y alejarse de las aguas superficiales más salobres.
Sólo con estos breves apuntes podemos ser conscientes del privilegio que supone disfrutar un entorno tan singular y necesario para la supervivencia de estas plantas, que a su vez constituyen un hábitat esencial para la gran diversidad de aves que albergan.

 

Desde esta guía se pretende dar a conocer la flora especializada existente en nuestras lagunas, concienciándonos de la fragilidad y, a su vez, de la exclusividad que guarda este ecosistema.

 

documento pdfGuía Botánica Complejo Lagunar (1,65 MB)