Homenaje extensivo a su mujer, Ángeles Miranda, que luchó con él codo a codo hasta su reciente fallecimiento, en un trabajo que piensa continuar

 

El homenaje que Arazar (Asociación de Alcohólicos rehabilitados) ha querido realizar a su presidente Antonio Ramos Carbón, recientemente fallecido, ha congregado una gran asistencia de amigos y familiares, que han mostrado el agradecimiento y apoyo a su familia, representada en su mujer Ángeles Miranda que ha estado acompañada  de sus hijas e hijos, que también han participado de manera activa en el acto. Un acto emotivo en el que se ha destacado el trabajo incansable en la ayuda a los demás de Antonio Ramos, que siempre ha estado acompañado de Ángeles Miranda, que ahora pasa por momentos duros por la pérdida del que no fue solo su esposo, sino compañero de lucha y reivindicaciones sociales, en un momento en el que había mucho por hacer. Así lo destacaba el teniente de alcalde, Gonzalo Redondo, diciendo que el acto, con la gran asistencia que ha contado, demostraba el agradecimiento de tantas personas a las que Antonio ha ayudado en esos 40 años de lucha.

 

Un evento tan especial como el que celebramos de la mano de la Asociación de alcohólicos rehabilitados (ARAZAR), que quieren hacer un merecido homenaje a la figura de Antonio Ramos Carbón, fallecido recientemente, y también a su esposa Ángeles Miranda, decía Gonzalo Redondo, demuestra la importancia del trabajo que ha realizado a lo largo de su vida.

Lo importante no es que la asociación quiera hacer este homenaje, decía, “sino que tantas y tantas personas que han compartido momentos muy difíciles en su vida quieren rendir un sincero homenaje a las figura de Antonio y Angelines”. Por todo lo que han hecho en estos últimos 40 años desde el movimiento asociativo para querer ayudar a otras personas, afirmaba. Podemos  definir a Antonio y Ángeles como unas personas que han dedicado su vida a ayudar a que otras personas recuperen la suya, una definición de lo que han venido haciendo en la asociación Arazar, no solo en Alcázar de San Juan, sino que muchos amigos y amigas han venido procedentes de toda la comarca, la provincia y la región. Son muchas las personas a las que en estos 40 años han ayudado a superar sus adicciones.

 

Redondo ha querido agradecer a la asociación y sobre todo a Angelines, a Antonio el trabajo que han realizado a lo largo de estos 40 años porque sin lugar a dudas han contribuido a que muchas  y muchas familias recuperen su propia vida.

 

Javier Díaz Ropero, vicepresidente de la asociación, comentaba que llevaban ya tiempo preparando el homenaje para recordar y también reconocer a Antonio Ramos Carbón, el trabajo que ha hecho en la asociación y en el grupo terapéutico CERES donde trabajó tanto tiempo. Es tanto un acto de agradecimiento, decía, como de apoyo a la familia “nosotros hemos recibido su apoyo durante mucho tiempo cuando lo hemos necesitado y hoy queremos que puedan ver que tienen el apoyo de todos para lo que necesiten”.

 

Ángeles Miranda quería  agradecer la asistencia a todas las personas que han venido, no solo de la comarca y de la región, sino de toda España porque han sido muchos años y ha sido mucho el trabajo y con muchas personas. La que también en una etapa de su vida fuera concejala de Servicios Sociales, ha querido dar las gracias “porque esto demuestra que su paso no ha sido inútil y demuestra que ha sido un persona que ha dejado huella y mucho cariño, agradecérselo a la asociación y todas las personas que hoy han venido a recordarle”.

 

Han sido muchas los intervinientes en el acto, además del teniente de alcalde Gonzalo Redondo, intervinieron el exdirector del Plan Regional de Drogas, José Luís López, los exalcaldes, José Eugenio Castellanos y José Fernando Sánchez Bódalo, por parte de la UCA, Gloria Cordeiro, por parte de los Servicios sociales, Elena García Alonso y Ramón Palacios, representantes de ARAZAR y CERES, así como de otras asociaciones y grupos de ayuda, y contó con testimonios audiovisuales y fotografías del trabajo a lo largo de estos 40 años, recordando los premios en su haber, el trabajo realizado, así como sus reflexiones en las grabaciones que el propio Antonio dejó grabadas. Un extenso y emotivo homernaje, conducido por su hijo Rubén en el que también intervino su familia y su esposa, actual presidenta de la Asociación, Ángeles Miranda.