Un empleado público se dedicará en exclusiva a la tramitación de las ayudas presupuestadas en 150.000 euros.

Según la ley de subvenciones los impuestos y tasas deberán abonarse primero y solicitar la ayuda después.

Una vez aprobado en pleno el paquete de medidas económicas para paliar los efectos derivados de la crisis sanitaria por la COVID-19, la alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor ha explicado de forma más minuciosa los plazos en los que empresarios, autónomos, pymes y desempleados podrán solicitar las ayudas.

En primer lugar, la regidora ha señalado que el paquete de medidas cuenta con una partida presupuestaria de 150.000 euros; en caso de que las solicitudes superaran esta cantidad, se sufragarían desde la partida destinada a desarrollo industrial.

Las medidas aprobadas dan la posibilidad de subvencionar dos impuestos y dos tasas, con lo que habrá dos convocatorias distintas. En la primera convocatoria hasta finales de mayo, los autónomos y pymes podrán solicitar la subvención del 50% del IVTM con el que se desarrolle la actividad laboral (impuesto de vehículos) y de la tasa de basura. La segunda convocatoria, que irá hasta finales de noviembre, se abrirá para acceder a la subvención del 50% del IBI de urbana de los establecimientos donde se desarrolle la actividad económica y los recibos de agua que se habrán pagado en el primer semestre. Para este año se mantiene la cuota cero para las terrazas de la hostelería tal y como se aprobó con anterioridad.

La alcaldesa alcazareña subrayaba que para el ejercicio 2021 se ha incorporado un incremento en las ayudas del IBI a los desempleados por causa directa de la COVID-19. La ayuda económica es del 75% del IBI de urbana de los domicilios de personas desempleadas por culpa de la pandemia.

Es un esfuerzo que bien merece que hagamos toda la sociedad alcazareña, afirmaba Melchor, para devolver a autónomos y pymes el sacrificio que hicieron cuando tuvieron que cerrar sus negocios por culpa de la covid”.

Las subvenciones se podrán solicitar vía telemática o de manera presencial en el ayuntamiento. Un empleado público se dedicará de forma exclusiva a la atención, asesoramiento, resolución y notificación de estas ayudas.

Por último Rosa Melchor explicaba que según la ley de subvenciones, para que el ciudadano reciba una ayuda de la administración pública, primero debe realizar el desembolso y después solicitar la ayuda. “La ley de subvenciones lo marca con claridad; obliga primero a hacer el desembolso para después recuperar el dinero”.