La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla-La Mancha celebró este miércoles su congreso regional en Alcázar de San Juan.

La alcaldesa alcazareña fue la anfitriona del congreso al que asistieron como invitados el presidente regional Emiliano García-Page, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo y el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, entre otras autoridades.

La alcaldesa de Alcázar de San Juan, Rosa Melchor, elogiaba el trabajo desempeñado por agricultores y ganaderos durante la pandemia señalando que “han demostrado ser un sector esencial durante la crisis sanitaria, manteniendo su actividad y garantizando el abastecimiento de alimentos a toda la población”.

Así lo afirmó la alcaldesa alcazareña durante la clausura del VII Congreso de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA) de Castilla-La Mancha celebrado este miércoles, en un conocido hotel de la ciudad. A la clausura del evento asistieron el presidente regional Emiliano García-Page, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo y el presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, entre otras autoridades.

La alcaldesa alcazareña felicitó a Julián Morcillo por su reelección como presidente de UPA Castilla-La Mancha y agradeció a la organización agraria la elección de Alcázar de San Juan.

Durante su intervención en el congreso, Rosa Melchor valoró la capacidad de asentar población, de crear riqueza y empleo del sector de la agricultura y la ganadería incluso en pandemia “con restricciones sanitarias y confinamiento perimetral, mantuvisteis la actividad, abastecisteis a la población y además creasteis empleado”, señalaba.

En este sentido ponía de manifiesto que en muchos de nuestros municipios, las empresas agroalimentarias son el motor económico, las empresas más grandes de esos municipios. “En Alcázar de San Juan por nuestra ubicación y buenas comunicaciones ferroviarias y por carretera, tenemos el orgullo y el privilegio de que un gran porcentaje de nuestras empresas sean agroalimentarias”.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ponía en valor la seriedad y la coherencia con la que trabaja la organización agraria y su compromiso y defensa de las explotaciones familiares.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo habló de las negociaciones de la  reforma de la Política Agraria Común (PAC) y de la reunión que este jueves mantendrá el presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García Page con el Ministro del ramo en Toledo. Una reunión en la que el consejero avanzó que la postura del gobierno autonómico no ha cambiado y que es la de defender los intereses de los profesionales y el modelo de agricultura castellano-manchego que es el de la explotación familiar.

El reelegido presidente de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo avanzaba que “asume el nuevo mandado con responsabilidad y que la línea de trabajo que desarrollarán será continuista, con temas urgentes que abordar como el Plan Estratégico de la PAC”.